HIV Y SALUD ÓSEA

Las personas con HIV pueden presentar osteoporosis a edades más tempranas que la población general

El HIV o virus de inmunodeficiencia primaria, es un microrganismo que ataca al sistema inmune de las personas, debilitándolos y haciéndolos vulnerables ante una serie de infecciones.

Existe una estrecha relación entre el virus HIV y la disminuación de la masa ósea ya que los pacientes que presentan HIV pueden tener presentar baja masa ósea a edades tempranas En los pacientes infectados con HIV, un estudio sistemático concluyó que  el riesgo de osteopenia es 6 veces mayor que el de la población general y que el de osteoporosis es 4 veces mayor. Hay estudios recientes que parecen indicar un aumento en la tasa de fracturas de 2 a 4 veces tanto en hombres como en mujeres.

 

Los factores que contribuyen a la pérdida de masa ósea en el paciente HIV son:

También existen otros factores de riesgo para osteoporosis en pacientes HIV positivos;  como el tiempo que la persona esta infectada con el HIV,  la coinfección con otros virus como hepatitis C,  exceso de alcohol, tabaco,  vida sedentaria, déficit en el consumo de calcio y vitamina D.

 

Cómo influye el HIV en la pérdida de masa ósea

 

Tratamiento antirretroviral (ARV):

El advenimiento de la terapia con antiretrovirales cambió el curso de la infección por HIV, transformándola en una enfermedad crónica y relativamente controlable, mejorando la supervivencia y la calidad de vida.

Por esta razón hay mayor incidencia y prevalencia de osteopenia y osteoporosis  en pacientes de HIV. La población antes vivía poco tiempo ya que el HIV era una patología de un curso severo y agudo y hoy en día se transformó en una enfermedad crónica,  es por esto que se revelan las complicaciones relacionadas con la enfermedad del HIV y dicho tratamiento.

La terapia ARV y el propio virus, deterioran el metabolismo del hueso, por lo que la osteoporosis en el paciente con infección por VIH es relativamente frecuente, también puede requerir ajustes en el tratamiento de algunos pacientes con VIH. Todos los antiretrovirales producen un efecto perjudicial sobre todo en las primeras 48 semanas de instituido el tratamiento, donde se produce la regeneración del sistema inmune.

Alterar el delicado equilibrio de sistema inmune producirá una tasa mayor de degradación ósea y en consecuencia una disminución de la densidad ósea.

La aparición de fracturas por fragilidad en pacientes con VIH presenta un incremento en los últimos años en relación con el aumento de supervivencia de estos pacientes y el uso de tratamientos potencialmente tóxicos para el tejido óseo.

Es muy importante el trabajo multidisiciplinario o en equipo del infectólogo, endocrinólogo u osteólogo para el manejo de la salud ósea de los pacientes HIV, teniendo en cuenta de solicitar como estudios de rutina en pacientes HIV la  valoración del metabolismo óseo con densitometria y laboratorio específico y   brindar una correcta suplementación con calcio y vitamina D.


Dra. Selva Nuñez

Especialista en endocrinología del IDIM



Bibliografía:

Asesoró:

Dra. Selva Nuñez

Especialista en endocrinología del IDIM

M.N. 104922